Sistemas Reproductivos Masculinos y Femeninos

El sistema reproductor humano y la capacidad de reproducirse hacen posible la vida. En la reproducción sexual, dos individuos producen descendencia que tiene algunas de las características genéticas de ambos padres. La función principal del sistema reproductor humano es producir células sexuales. Cuando una célula sexual masculina y femenina se unen, una descendencia crece y se desarrolla.

El sistema reproductivo generalmente está compuesto por órganos y estructuras reproductivas masculinas o femeninas. El crecimiento y la actividad de estas partes están regulados por hormonas. El sistema reproductivo está estrechamente asociado con otros sistemas orgánicos, particularmente el sistema endocrino y el sistema urinario.

📋 Indice del contenido
  1. Producción de Gametos
    1. Espermatogénesis
    2. Ovogénesis
  2. Enfermedad del Sistema Reproductivo
  3. Órganos Reproductores
  4. Sistema Reproductor Femenino
  5. Sistema Reproductor Masculino

Producción de Gametos

Los gametos son producidos por un proceso de división celular de dos partes llamado meiosis. A través de una secuencia de etapas, el ADN replicado en una célula parental se distribuye entre cuatro células hijas. La meiosis produce gametos que se consideran haploides porque tienen la mitad del número de cromosomas que la célula madre. Las células sexuales humanas contienen un conjunto completo de 23 cromosomas. Cuando las células sexuales se unen durante la fertilización, las dos células sexuales haploides se convierten en una célula diploide que contiene los 46 cromosomas.

Espermatogénesis

La producción de espermatozoides se conoce como espermatogénesis. Las células madre se convierten en espermatozoides maduros al dividirse primero mitóticamente para producir copias idénticas de sí mismas y luego meióticamente para crear células hijas únicas llamadas espermátidas. Las espermátidas luego se transforman en espermatozoides maduros a través de la espermiogénesis. Este proceso ocurre continuamente y tiene lugar dentro de los testículos masculinos. Se deben liberar cientos de millones de espermatozoides para que se produzca la fertilización.

Ovogénesis

Ovogénesis (desarrollo de óvulos) ocurre en los ovarios femeninos. En la meiosis I de la ovogénesis, las células hijas se dividen asimétricamente. Esta citocinesis asimétrica da como resultado un óvulo grande (ovocito) y células más pequeñas llamadas cuerpos polares. Los cuerpos polares se degradan y no son fertilizados. Una vez que se completa la meiosis I, el óvulo se denomina ovocito secundario. El ovocito secundario haploide solo completará la segunda etapa meiótica si encuentra un espermatozoide. Una vez que se inicia la fertilización, el ovocito secundario completa la meiosis II y se convierte en un óvulo. El óvulo se fusiona con el espermatozoide y la fertilización se completa mientras comienza el desarrollo embrionario. Un óvulo fertilizado se llama cigoto.

Enfermedad del Sistema Reproductivo

El sistema reproductivo es susceptible a una serie de enfermedades y trastornos. Estos son de diversos grados de detrimento para el cuerpo. Esto incluye el cáncer que puede desarrollarse en órganos reproductivos como el útero, los ovarios, los testículos y la próstata.

Los trastornos del sistema reproductor femenino incluyen endometriosis, una afección dolorosa en la que se desarrolla tejido endometrial fuera del útero, quistes ováricos, pólipos uterinos y prolapso uterino.

Los trastornos del sistema reproductor masculino incluyen torsión testicular, torsión de los testículos, subactividad testicular que resulta en una baja producción de testosterona llamada hipogonadismo, agrandamiento de la glándula prostática, hinchazón del escroto llamada hidrocele e inflamación del epidídimo.

Órganos Reproductores

Tanto el sistema reproductor masculino como el femenino tienen estructuras internas y externas. Los órganos reproductores se consideran órganos primarios o secundarios en función de su función. Los órganos reproductores primarios de cualquiera de los sistemas se denominan gónadas (ovarios y testículos) y son responsables de la producción de gametos (espermatozoides y óvulos) y hormonas. Otras estructuras y órganos reproductivos se consideran estructuras reproductivas secundarias y ayudan en el crecimiento y la maduración de los gametos y la descendencia.

Sistema Reproductor Femenino

El sistema reproductor femenino está compuesto por órganos reproductores internos y externos que permiten la fertilización y apoyan el desarrollo embrionario. Las estructuras del sistema reproductor femenino incluyen:

  • Labios mayores: Estructuras externas más grandes en forma de labio que cubren y protegen otras estructuras reproductivas.
  • Labios menores: Estructuras externas más pequeñas parecidas a labios que se encuentran dentro de los labios mayores. Proporcionan protección al clítoris, la uretra y las aberturas vaginales.
  • Clítoris: Órgano sexual sensible ubicado en la sección más alta de la abertura vaginal. El clítoris contiene miles de terminaciones nerviosas sensoriales que responden a la estimulación sexual y promueven la lubricación vaginal.
  • Vagina: Canal fibroso y muscular que va desde el cuello uterino hasta la porción externa del canal genital. El pene entra en la vagina durante las relaciones sexuales.
  • Cuello Uterino: Apertura del útero. Esta estructura fuerte y estrecha se expande para permitir que los espermatozoides fluyan desde la vagina hacia el útero.
  • Útero: Órgano interno que alberga y nutre los gametos femeninos después de la fertilización, comúnmente llamado útero. Una placenta, que encierra un embrión en crecimiento, se desarrolla y se adhiere a la pared uterina durante el embarazo. El cordón umbilical se extiende desde el feto hasta la placenta para proporcionar nutrientes de la madre al feto.
  • Trompas de Falopio: Tubos uterinos que transportan óvulos desde los ovarios hasta el útero. Los óvulos fértiles se liberan de los ovarios a las trompas de Falopio durante la ovulación y, por lo general, se fertilizan desde allí.
  • Ovarios: Estructuras reproductivas primarias que producen gametos femeninos (óvulos) y hormonas sexuales. Hay un ovario a cada lado del útero.

Sistema Reproductor Masculino

Enciclopedia Británica / UIG / Getty Images

El sistema reproductor masculino consiste en órganos sexuales, glándulas accesorias y una serie de sistemas de conductos que proporcionan una vía para que los espermatozoides salgan del cuerpo y fertilicen un óvulo. Los genitales masculinos solo equipan a un organismo para iniciar la fertilización y no apoyan el desarrollo de un feto en crecimiento. Los órganos sexuales masculinos incluyen:

  • Pene: El órgano principal involucrado en las relaciones sexuales. Este órgano está compuesto de tejido eréctil, tejido conectivo y piel. La uretra estira la longitud del pene y permite que la orina o el esperma pasen a través de su abertura externa.
  • Testículos: Estructuras reproductivas primarias masculinas que producen gametos masculinos (espermatozoides) y hormonas sexuales. Los testículos también se llaman testículos.
  • Escroto: Bolsa externa de piel que contiene los testículos. Debido a que el escroto se encuentra fuera del abdomen, puede alcanzar temperaturas más bajas que las de las estructuras internas del cuerpo. Las temperaturas más bajas son necesarias para el desarrollo adecuado de los espermatozoides.
  • Epidídimo: Sistema de conductos que reciben espermatozoides inmaduros de los testículos. El epidídimo funciona para desarrollar espermatozoides inmaduros y albergar espermatozoides maduros.
  • Conducto Deferente o Conducto Deferente: Tubos fibrosos y musculares que son continuos con el epidídimo y proporcionan una vía para que los espermatozoides viajen desde el epidídimo hasta la uretra
  • Uretra: Tubo que se extiende desde la vejiga urinaria a través del pene. Este canal permite la excreción de fluidos reproductivos (semen) y orina del cuerpo. Los esfínteres evitan que la orina ingrese a la uretra mientras el semen pasa.
  • Vesículas Seminales: Glándulas que producen líquido para nutrir y proporcionar energía a los espermatozoides. Los tubos que salen de las vesículas seminales se unen al conducto deferente para formar el conducto eyaculador.
  • Conducto Eyaculador: Conducto formado por la unión del conducto deferente y las vesículas seminales. Cada conducto eyaculador desemboca en la uretra.
  • Glándula Prostática: Glándula que produce un líquido lechoso y alcalino que aumenta la motilidad de los espermatozoides. El contenido de la próstata se vacía en la uretra.
  • Glándulas Bulbouretrales o de Cowper: Glándulas pequeñas ubicadas en la base del pene. En respuesta a la estimulación sexual, estas glándulas secretan un líquido alcalino que ayuda a neutralizar la acidez de la vagina y la orina en la uretra.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Sistemas Reproductivos Masculinos y Femeninos puedes visitar la categoría Anatomía.

Si te sirvió este artículo, puede que te interesen los siguientes:

Subir