Método Científico: Definición y Ejemplos

El método científico es una serie de pasos seguidos por investigadores científicos para responder preguntas específicas sobre el mundo natural. Implica hacer observaciones, formular una hipótesis y realizar experimentos científicos. La investigación científica comienza con una observación seguida de la formulación de una pregunta sobre lo que se ha observado. Los pasos del método científico son los siguientes:

  • Observación
  • Pregunta
  • Hipótesis
  • Experimento
  • Resultados
  • Conclusión

📋 Indice del contenido
  1. Observación
  2. Pregunta
  3. Hipótesis
  4. Experimento
  5. Resultados
  6. Conclusión

Observación

El primer paso del método científico consiste en hacer una observación sobre algo que le interesa. Esto es muy importante si está haciendo un proyecto de ciencias porque desea que su proyecto se centre en algo que mantenga su atención. Tu observación puede ser sobre cualquier cosa, desde el movimiento de las plantas hasta el comportamiento de los animales, siempre y cuando sea algo de lo que realmente quieras saber más.​ Aquí es donde se te ocurre la idea para tu proyecto de ciencias.

Pregunta

Una vez que hayas hecho tu observación, debes formular una pregunta sobre lo que has observado. Su pregunta debe decir qué es lo que está tratando de descubrir o lograr en su experimento. Al formular su pregunta, debe ser lo más específico posible.​ Por ejemplo, si está realizando un proyecto sobre plantas, es posible que desee saber cómo interactúan las plantas con los microbios. Su pregunta puede ser: ¿Las especias vegetales inhiben el crecimiento bacteriano?

Hipótesis

La hipótesis es un componente clave del proceso científico. Una hipótesis es una idea que se sugiere como explicación de un evento natural, una experiencia particular o una condición específica que puede probarse mediante experimentación definible. Indica el propósito de su experimento, las variables utilizadas y el resultado previsto de su experimento. Es importante tener en cuenta que una hipótesis debe ser comprobable. Eso significa que debería poder probar su hipótesis a través de la experimentación.​ Su hipótesis debe ser respaldada o falsificada por su experimento. Un ejemplo de una buena hipótesis es: Si existe una relación entre escuchar música y la frecuencia cardíaca, escuchar música hará que la frecuencia cardíaca en reposo de una persona aumente o disminuya.

Experimento

Una vez que haya desarrollado una hipótesis, debe diseñar y realizar un experimento que la pruebe. Debe desarrollar un procedimiento que indique muy claramente cómo planea realizar su experimento. Es importante que incluya e identifique una variable controlada o variable dependiente en su procedimiento. Los controles nos permiten probar una sola variable en un experimento porque no cambian. Luego podemos hacer observaciones y comparaciones entre nuestros controles y nuestras variables independientes (cosas que cambian en el experimento) para desarrollar una conclusión precisa.​

Resultados

Los resultados son donde informa lo que sucedió en el experimento. Eso incluye detallar todas las observaciones y datos realizados durante su experimento. A la mayoría de las personas les resulta más fácil visualizar los datos trazando o graficando la información.​

Conclusión

El paso final del método científico es desarrollar una conclusión. Aquí es donde se analizan todos los resultados del experimento y se llega a una determinación sobre la hipótesis. ¿El experimento apoyó o rechazó su hipótesis? Si tu hipótesis fue apoyada, genial. De lo contrario, repita el experimento o piense en formas de mejorar su procedimiento.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Método Científico: Definición y Ejemplos puedes visitar la categoría Básica.

Si te sirvió este artículo, puede que te interesen los siguientes:

Subir